Explorar
Hoteles

Reserve ahora
No hay hoteles St. Regis en este destino.
Ver todos los hoteles y centros vacacionales
Clear Fechas
Flexibilidad de February - 1 Noche
Habitaciones y huéspedes

1 Habitación , 1 Adulto , 0 Niños

Musa de la moda

Persona influyente de St. Regis: Lauren Santo Domingo, asesora de moda y estilo

Lauren Santo Domingo es editora adjunta de Vogue y cofundadora de la tienda de moda en línea Moda Operandi. Lauren y su increíble ojo para la moda la han convertido en una de las 100 personas más influyentes de Nueva York en los últimos 25 años, según New York Observer. Su opinión es importante en el mundo de la moda, que incluye consejos expertos en todo lo relativo a bodas. En exclusiva para St. Regis, Lauren respondió algunas preguntas que surgen en la planificación de bodas.

¿El vestido de la novia debe combinar con el lugar de la celebración?

“Antes de comenzar a buscar un vestido, considere el estilo del evento. En cualquier evento, la anfitriona determina el tono de la velada, y una novia y su vestido lo hace aún más. Una vez me dijeron que el vestido de boda debe ajustarse al tamaño de la sala: una catedral grande o un salón requieren un vestido grande y con cuerpo. Y viceversa. Kate Middleton en la Abadía de Westminster es un gran ejemplo del primero. El toque de Carolyn Bessette en un vestido para una ceremonia tranquila y rural fue un gran ejemplo del otro”.

¿Cómo puedo asegurarme de que la logística no complique mi boda de ensueño?

“No era realista colgar peonías, mi flor preferida, en el espacio de la boda en Cartagena, Colombia, así que le pedí a mi diseñador que las cosiera una a una en los 60 metros de seda jacquard de mi vestido. Hay formas de plasmar la visión de cada novia y al mismo tiempo conservar un estilo alegre”.

¿Qué sucede si algo sale mal ese día?

“Un amigo, el diseñador Olivier Theyskens me hizo el vestido y hubo un malentendido sobre el clima de Cartagena, donde iba a contraer matrimonio, posiblemente una confusión entre grados Celsius y Fahrenheit, o a lo mejor no creyó mis inquietudes sobre la temperatura, pero mis dos vestidos eran más adecuados para el clima frío. El calor era muy intenso como para tolerarlo, de modo que para la recepción cortamos el vestido de plumas para después de la fiesta por encima de la rodilla. Siempre habrá una solución para cualquier inconveniente, así que disfrute su gran día”.